Experiencias

«Aprender, que es lo que queremos» – María Serrano

Your Career 

ERASMUS + de María Serrano en Rumanía

 

Aprender que es lo que queremos.

Quizás eso sea lo más próximo a la libertad, es coger sin necesidad, con conocimiento. En un siglo en el que tenemos toda la información en nuestras manos pero no nos enseñan a seleccionar, la libertad está en conocer las alternativas para cuando llegue el momento podamos escoger.

Soy María tengo 23 años soy Filóloga hispánica, técnica en dirección y gestión de empresas y actualmente curso el Máster en Prevención y Riesgos laborales y el Máster en Profesorado en Secundaria en lengua y literatura española. Quiero trabajar de profesora y continuo formándome en ello, pero esta experiencia me ha recordado que la formación no solo debe ser académica. Y he de reconocer que cuándo me plantearon la oportunidad de irme a Rumanía diez días mi únicos objetivos y motivaciónes eran lúdicas, era mejorar mi inglés. Objetivo cumplido con creces. En el curso de formación y en el tiempo libre solo hablamos inglés, las clases en inglés y para comunicarte con los demás participantes de otros países esta era nuestra lengua usada. Satisfacción tras la vuelta y motivación por seguir estudiando una lengua que nos conecta y nos abre tantas puertas.
Una vez allí empecé a darme cuenta que iba mucho más allá y que para empezar tenía que trabajar la adaptabilidad como virtud. Ser capaz de compartir habitación con gente de otro país, trabajar con desconocidos, reír y disfrutar con estos, acostumbrarte a la comida de allí e incluso a sus horarios… Cambiar ti vida totalmente por unos días y enriquecerte de cultura, adaptarse nos hace crecer.
La comunicación se vuelve fundamental, la inteligencia emocional, es ser capaz de concertar con otras personas, en otra lengua y aprender tanto que sin ninguna duda las personas que he conocido allí han justificado este proyecto. Abrir la mente y descubrir que las inquietudes de los jóvenes son las mismas en toda Europa, queremos un futuro sostenible para el planeta, un futuro de oportunidades, en que se nos valore y nos de la firmeza de que podremos desarrollarnos en un trabajo digno.

Abrir la mente siempre significa ensanchar el alma.

Viajar, conocer sitios nuevos, perderte en Transilvania y conectar con la naturaleza, en Sinaia y en sus castillos, en Bucarest y sus bonitas calles… Viajar es la mejor inversión que puedo hacer con mi tiempo.
Solo puedo dar las gracias porque me han hecho un poquito mejor persona, me fui sin saber a lo que iba exactamente, con el objetivo de mejorar el inglés, y he vuelto con más fluidez en el idioma, con el recuerdo de un país precioso, con la maleta llena de risas, juegos, actividades, convivencias y experiencias y el corazón lleno de personas y de sentimientos que conmigo se quedan.
A todos los jóvenes que tengáis dudas, miedos, nervios… Cambiarlos por pensamientos nuevos, por ilusiones y por ganas. Viajar nos hace libres, conocer personas nos hace mejores y arriesgarnos nos hace valientes y afortunados.

Gracias Somos Europa, mil veces gracias.
María Serrano Castilla